Spinosaurus

Spinosaurus

El Spinosaurus, cuyo nombre proviene del griego “lagarto de espina”, fue un dinosaurio que vivió durante el Cretácico -hace aproximadamente 112 a 93,5 millones de años- en lo que actualmente es el norte de África.

Fue el dinosaurio carnívoro de mayor tamaño en el mundo, siendo mucho más grande que el Tyrannosaurus Rex. Medía entre 12 a 18 metros de longitud y pesaba entre 7 a 9 toneladas.

Spinosaurus en Jurassic Park

En el filme Parque Jurásico III del año 2001, este dinosaurio era mostrado como la principal amenaza para los protagonistas y como el depredador más grande y poderoso.​

El paleontólogo que asesoró esta película explicó que si basáramos el factor de ferocidad en la longitud del animal, no habría nada más letal en el planeta que este ejemplar. Asimismo, presentó la tesis de que el Tyrannosaurus Rex era en realidad un carroñero más que un cazador y que el Spinosaurus era el verdadero depredador.

Spinosaurus vs T-Rex

En el siguiente video se muestra la secuencia de la película mencionada, donde se enfrentan ambos dinosaurios carnívoros.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Síguenos en Facebook! para mantenerte aún más cerca de estos gigantes.


Velociraptor

El Velociraptor, del latín “ladrón veloz”, fue un dinosaurio carnívoro bípedo del género de los terópodos dromeosáuridos, que vivió hacia finales del período Cretácico, unos 75 a 71 millones de años atrás.

Seamos francos, antes de la saga de Jurassic Park no lo conocía ni Dios… Pero hoy su fama ha llegado a tal punto, que supera por lejos en googleo al mítico Tiranosaurio Rex.

¿De dónde procede el Velociraptor?

Todos los especímenes de raptores conocidos han sido descubiertos en Asia Central, específicamente en Mongolia o en la zona china de Mongolia Interior.

Habitaba lo que hoy es Mongolia.

El Velociraptor del cine

Aparentemente el Velociraptor fue bastante distinto al que nos han presentado en las ficciones de Hollywood. De hecho, lo que nos vendieron en las películas es una versión lampiña de su pariente tamaño XL, el Deinonychus (del griego “garra terrible”). Un dinosaurio emplumado descubierto en los sesenta en Estados Unidos, de mayor peso y tamaño.

Muchos hallazgos recientes concuerdan en que algunos dinosaurios tenían plumas.

¿Cómo era en realidad el Velociraptor?

Si quisiéramos acercarnos un poco más a la imagen de este dinosaurio, sería menos parecido a un reptil de sangre fría y más parecido a un ave, de sangre caliente. Sería de tamaño pequeño (un poco más grande que un pavo), con plumas y afiladas garras en sus cuartos traseros, probablemente para matar a su presa. Quizás como el amigo de esta ilustración. Menos vendible que el de la pantalla grande, por cierto.

El Velociraptor sería más parecido a un ave (con plumas) que a un reptil.

La garra del Velociraptor

En 1971 se encontró un conjunto de fósiles al que llamaron “dinosaurios luchadores”, que contiene los restos de un Velociraptor y un Protoceratops, posiblemente muertos en pleno combate. Estos hallazgos han entregado datos determinantes para deducir el comportamiento del raptor.

El cuadro es el siguiente: La garra del Velociraptor yace clavada en el cuello del Protoceratops, sugiriendo que pudo haberla usado como arma de precisión para dar muerte a su víctima; perforando la yugular, la carótida o la tráquea. Y no como un mero instrumento para cortar y desentrañar el abdomen.

El hecho de que su garra haya sido un elemento de perforación más que de corte se infiere también por su morfología. Sus bordes eran redondeados y poco afilados. Y de haber tenido filo, difícilmente podría haberlo mantenido, salvo que fuese retráctil, como en los felinos. Pero esto último, hoy se sabe que no era así.

El siguiente video recrea una batalla entre dos especies, el Velociraptor y el Protoceratops. Aquí se observa el uso de su garra como arma para perforar y también se observa el sistema de caza cooperativa. ¿Mito o realidad?

¿Cómo cazaba el Velociraptor?

El Deinonychus, el ejemplar que inspiró la versión del raptor en las películas de Parque Jurásico, como mencionamos anteriormente es genéticamente muy cercano al Velociraptor, lo que podría suponer que actuaban de manera similar. Pero no es así.

Hay bastante evidencia de Deinonychus encontrados en grupo junto a herbívoros de mayor tamaño, lo cual podría sugerir comportamiento de caza colectiva. Pese a esto, todos los hallazgos fósiles de Velociraptor y otros dromeosáuridos en Mongolia han sido ejemplares aislados y muy distantes unos de otros.

El único vestigio descubierto, que podría suponer comportamiento social entre raptores proviene de una impresión de huellas de media docena de individuos juntos en China. Por lo tanto, con la evidencia existente no podríamos deducir que el Velociraptor cazaba en grupo. Es más, ningún otro grupo de fósiles de dromeosáuridos ha sido hallado en asociación cercana.

Retención de presa de ave rapaz

En 2011 surgió una nueva teoría respecto del método empleado por los dromeosáuridos para cazar. Éste se conoce como “Retención de presa de ave rapaz”, justamente por ser el modelo de depredación utilizado por este tipo de aves.

Tal como las aves rapaces, se propone que el Velociraptor podría haber saltado sobre su presa y aferrado sus garras en forma de hoz. Incluso, tal como las águilas, los raptores podrían haber comenzado a alimentarse de su víctima aún estando viva, a la espera de que muriera desangrada.

Esta tesis se basa en similitudes morfológicas entre las proporciones de las patas de los dromeosáuridos y varios grupos de aves de presa que viven en la actualidad.

Las patas del Velociraptor eran muy parecidas a los de las águilas y también su forma de cazar.

El método de Retención de presa de ave rapaz también adquiere consistencia si nos fijamos en otros aspectos de la anatomía del Velociraptor, como sus brazos cubiertos de largas plumas, que podrían haber funcionado como estabilizadores al tiempo que aleteaba mientras sostenía a su presa con su garras.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Síguenos en Facebook! para mantenerte aún más cerca de estos gigantes.

Tyrannosaurus Rex

Si bien el Tyrannosaurus Rex es por lejos el ejemplar más popular entre los dinosaurios carnívoros bípedos, no fue el cazador terrestre más grande de aquel tiempo. Hubo uno que lo superó en tamaño y ferocidad. Pincha aquí para conocer a quien pudo ser su rival.

El Tyrannosaurus fue un dinosaurio terópodo que vivió a finales del Cretácico hace unos 68 a 66 millones de años en lo que hoy es Norteamérica. Compartió su hábitat y periodo con uno de los herbívoros más reconocidos, el Triceratops.

El significado de su nombre -comúnmente abreviado como T-Rex, y castellanizado como tiranosaurio- vendría siendo algo así como el “rey lagarto tirano”. Nada que ver con lo que vemos en las películas de Parque Jurásico, donde de tirano no tiene nada. ¡El dinosaurio Rex es el héroe y se roba la película!

El Tyrannosaurus Rex es por lejos el ejemplar más popular de esta categoría, sin embargo, no fue el cazador terrestre más grande de aquel tiempo.
12 metros de largo, 4 de altura (hasta las caderas) y 8 toneladas de peso.

¿qué comia el tiranosaurio rex?

Si bien, otros terópodos superaron por lejos al Tyrannosaurus Rex en tamaño, aún es reconocido como uno de los mayores animales carnívoros del planeta. Sin embargo, uno de los grandes temas que aún se debaten dentro de la paleontología moderna es si éste ¿fue realmente un depredador o un carroñero?

¿Depredador o carroñero?

El debate es muy antiguo. Ya en 1917 se hablaba de la posibilidad de que el tiranosaurio fuese un carroñero, debido al hallazgo de un fósil muy bien conservado de uno de sus parientes cercanos, el Gorgosaurus, cuyos dientes mostraban muy poco desgaste. Sin embargo, este argumento ya no tiene asidero en el mundo científico ya que hoy en día se sabe que los terópodos sustituyen sus dientes continuamente.

Desde los primeros descubrimientos fósiles de Tyrannosaurus se ha dado por hecho de que fue un depredador. Lo cual no implica, que al igual que los grandes cazadores modernos, estos pudieran limpiar cadáveres encontrados o bien aprovecharan la oportunidad de quitarle presas muertas a otros depredadores.

Estos son algunos de los argumentos de quienes afirman que el T-Rex era un animal carroñero:

  • Sus brazos eran demasiado cortos y no tendrían la suficiente fuerza de agarre para sostener a una presa.
  • Tenía grandes nervios olfativos con los que podría haber detecto cadáveres a grandes distancias, como los buitres modernos.
  • Sus dientes podían moler huesos, y así extraer mucha más comida, médula ósea, de los restos del cadáver, incluyendo partes menos nutritivas. 
  • Sus presas corrían rápido y ellos aparentemente solo caminaban.

Por el contrario, quienes respaldan que fue un depredador de tomo y lomo concluyen:

  • Estudios recientes sugieren que el Tyrannosaurus, pese a ser más lento que los depredadores terrestres modernos, bien pudo haber sido lo suficientemente rápido como para cazar.
  • Tenían visión binocular incluso mejor que la de los halcones modernos. Si hubiesen sido carroñeros puros, que no habrían necesitado esta vista avanzada.
  • Se han hallado osamentas de otros dinosaurios con secuelas de lesiones infringidas por Tyrannosaurus y luego sanadas, suponiendo haber sobrevivido a la depredación activa del Rex.

Finalmente, para sostener la teoría de que el Tyrannosaurus era solo carroñero, otro tendría que haber ocupado su puesto en la pirámide del Cretácico. Los otros tiranosáuridos se parecen tanto al Rex que sólo quedarían pequeños dromeosáuridos como los únicos candidatos a ocupar su lugar. De ser así, quienes defienden esta tesis concluyen que bien pudo robarles las presas a estos depredadores más pequeños. Sin embargo, la mayoría de los estudiosos del tema aceptan que el tiranosaurio fue un depredador y un carroñero a la vez, tal como la mayor parte de los carnívoros modernos, que rara vez son estrictos depredadores o carroñeros y su comportamiento más bien responde a la disponibilidad de la presa.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Síguenos en Facebook! para mantenerte aún más cerca de estos gigantes.